Plan de prevención de cáncer colorrectal

Desde DKV apostamos por la promoción de la salud
 

  • El cáncer de colon es el tumor maligno de mayor incidencia en España con cifras en torno a 30.000 casos nuevos al año.

  • El plan de prevención está dirigido a la población de riesgo medio, es decir, hombres y mujeres entre 50 y 69 años.

  • La prueba consiste en hacerse, cada dos años, un test de sangre oculta en heces. Si la prueba no detecta sangre, es poco probable que exista un cáncer colorrectal. 

go

¿Cómo se produce el cáncer colorrectal?

Se desarrolla en el intestino grueso a partir de una lesión denominada pólipo. Algunos pólipos pueden transformarse en cáncer y por ello es conveniente detectarlos precozmente.

Se trata del tumor más frecuente si consideramos ambos sexos (segundo entre las mujeres tras el de mama y tercero entre los hombres tras el de próstata y el pulmonar) y la segunda causa de muerte por cáncer. Es prácticamente inexistente antes de los 40-45 años, incrementándose sustancialmente su incidencia a partir de los 60 años.

Sin embargo, si se detecta a tiempo es muy fácil de tratar y tiene muchas probabilidades de curarse. No suele presentar síntomas hasta que la enfermedad está avanzada, por lo que el diagnóstico precoz es crucial para tratar de detectar y extirpar de forma eficaz las lesiones precancerosas y evitar su desarrollo.
 

¿Cuál puede ser la sintomatología?

Dependiendo de la localización puede aparecer:
 

  • Sangre en las heces: puede ser roja, más frecuente en los tumores del final del colon y recto, o negra, que da lugar a deposiciones de color negro llamadas melenas, y que suele aparecer cuando el tumor está situado en la parte inicial del colon. La pérdida de sangre puede traducirse en anemia.

  • Dolor abdominal.

  • Cambios en el ritmo deposicional: diarrea, estreñimiento o ambos de forma intercalada.

  • Sensación de evacuación incompleta. Heces más delgadas motivadas por el estrechamiento del intestino.

  • Otros síntomas generales del cáncer: cansancio, pérdida de peso sin causa aparente, etc. Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas, conviene acudir al médico para que valore su causa y, si procede, plantee el tratamiento oportuno.

¿En qué consiste el plan de diagnóstico precoz de cáncer colorrectal?

El objetivo es implantar un programa de cribado para la población de riesgo medio (50-69 años) basado en un test de sangre oculta en heces cada dos años. Si el test resulta positivo se realiza una colonoscopia para comprobar la posible existencia de lesiones premalignas o malignas.

Anualmente se van incorporando provincias al plan de diagnóstico precoz de cáncer colorrectal de DKV hasta alcanzar la cobertura prevista. Al final de este año 2021, serán 16 las provincias donde se habrá implantado el plan:

Provincia 2016 2017 2018 2019 2020 2021
A Coruña   X   X   X
Almería           X
Badajoz           X
Barcelona     X   X  
Córdoba   X   X   X
Guipuzkoa           X
Girona           X
Las Palmas   X   X   X
León           X
Lugo           X
Murcia   X   X   X
Santa Cruz de Tenerife         X  
Tarragona         X  
Valencia           X
Valladolid   X   X   X
Zaragoza X   X   X  

 

¿A quién se dirige este plan?

A todos los hombres y mujeres con edades comprendidas entre los 25 y 69 años.
 

¿Cómo participo?

Si eres un mutualista de DKV, estás entre los 50 y los 69 años y resides en las provincias donde se va a ejecutar la campaña este año, recibirás por correo electrónico tu invitación a participar. Si no tenemos tu correo electrónico entra en activa tu tarjeta y proporciónanos los datos de contacto.

El proceso es muy sencillo, sólo tendrás que aceptar la invitación y acudir a uno de los centros de referencia para recoger el test y las instrucciones para la realización de la prueba. Si no tienes correo electrónico no te preocupes, recibirás tu invitación por correo postal.
 

¿En qué consiste la prueba?

Consiste en hacerse, cada dos años, una prueba sencilla y cómoda para detectar si las deposiciones contienen pequeñas cantidades de sangre que no se ven a simple vista. La mayoría de las veces el cáncer colorrectal se desarrolla a partir de pequeños pólipos que pueden sangrar de modo intermitente sin producir ninguna molestia.

Junto con la invitación se acompañará un listado de centros donde acudir para la recogida del kit de sangre oculta en heces y las instrucciones para la realización de la prueba en tu casa.

La prueba no necesita ni estar en ayunas ni modificar la dieta. Únicamente evita realizarla si presentas hemorroides sangrantes o menstruación hasta que no hayan pasado tres días seguidos sin pérdida de sangre.

Tras recoger la muestra, entréguela en el Espacio de Salud o el centro de análisis clínicos, desde donde se enviará al laboratorio.

En unas semanas recibirás el resultado (por correo o por teléfono).
 

¿Cuál puede ser el resultado?

Si la prueba no detecta sangre, es poco probable que tenga un cáncer colorrectal. Pasados dos años volverá a ser invitado a participar en el programa. Aun así, si tiene molestias (sangrado, cambio en los hábitos intestinales, pérdida de peso sin razón conocida), consulte a su médico.

En cinco de cada cien personas aparecen indicios de sangre, casi siempre a causa de una lesión benigna como los pólipos, y solo en pocos casos como consecuencia de la existencia de un cáncer.

Para conocer el origen del sangrado le propondrán la realización de una colonoscopia, una exploración del interior del intestino que se realiza con sedación y con un bajo riesgo de complicaciones. La colonoscopia permite tanto el diagnóstico precoz como la extracción de los pólipos que, aunque sean benignos, podrían convertirse en lesiones cancerosas.
 

¿Cómo prevenir la enfermedad?

La prevención supone eliminar o disminuir aquellos factores de riesgo que incrementan la posibilidad de sufrir la enfermedad. En el cáncer colorrectal los factores que pueden incrementar el riesgo de padecerlo son:

  • Una alimentación pobre en fibra y rica en grasas animales (carnes rojas).

  • La falta de actividad física.

  • El consumo de tabaco y alcohol.

  • La existencia de enfermedades inflamatorias intestinales (colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn).

  • Antecedentes familiares. En un 5% de los cánceres de colon se han identificado genes cuya alteración da lugar a síndromes que predisponen a la aparición de cáncer colorrectal. Los dos más importantes son la poliposis crónica familiar y el cáncer colorrectal hereditario no polipósico.

  • Historia personal de pólipos adenomatosos.

Las personas con patología intestinal de alto riesgo o que presentan historial familiar como consecuencia de alteraciones genéticas deben de someterse a un seguimiento estrecho para facilitar un diagnóstico precoz.

Cualquier persona puede prevenir la aparición del cáncer colorrectal mejorando sus hábitos saludables: aumente el consumo de fruta y verdura, limite los alimentos con grasas de origen animal, evite la obesidad, modere el consumo de bebidas alcohólicas, no fume y realice ejercicio físico con regularidad.
 

Enlaces de interés:
planes de prevencion cancer de utero
Las pruebas de detección precoz ayudan a prevenir la enfermedad
Plan de prevención de cáncer de cuello uterino

El plan de prevención de cáncer de cuello uterino está dirigido a todas las mujeres con edades comprendidas entre los 25 y 65 años.

La prueba del cribado de cérvix es un procedimiento sencillo y fácil, se tarda menos de cinco minutos y suele ser indoloro. En la consulta del especialista en ginecología recogerán una toma de muestra del cuello del útero mediante un espéculo que se envía al laboratorio para su estudio. Una vez allí se procederá a su preparación para una citología o para determinación del VPH.

Eres cliente DKV

Llámanos al

976 506 000

Exclusivo mutualistas

Llámanos al

976 768 999

No eres cliente DKV