Cambio climático y salud

Observatorio de Salud y Medioambiente

450
go

Para que se tomen medidas más eficaces y radicales ante la crisis climática, hay que estar convencidos de que existe un riesgo real. Este es el propósito que tiene el nuevo informe del Observatorio de Salud y Medioambiente de DKV y ECODES: concienciar del gran impacto que tiene la emergencia climática en nuestra salud.

El secretario general de la ONU, António Guterres, tras conocer el sexto informe de evaluación del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC)2, en el que han participado más de 234 autores de 66 países, declaró que esa información es “un código rojo para la Humanidad. Las señales de alarma son ensordecedoras y las pruebas son irrefutables”. En el informe se señala el hecho inequívoco de que la actividad humana ha calentado la atmósfera, el océano y la tierra. Sus proyecciones indican que en las próximas décadas los cambios climáticos aumentarán en todas las regiones y muchos de ellos, como por ejemplo el aumento del nivel del mar, no se podrán revertir hasta dentro de varios siglos o milenios.

"Abordar el cambio climático puede ser la mayor oportunidad para la salud publica global del Siglo XXI"

Hace pocos días la revista Science publicó un análisis3 , que explica que, si se mantiene la política climática actual, los recién nacidos en todo el mundo se enfrentarán, de media, a siete veces más olas de calor que las vividas por sus abuelos. Un niño que nazca hoy vivirá de media 2,6 veces más sequías, 2,8 veces más inundaciones y casi tres veces más pérdida de cosechas como consecuencia del doble de incendios forestales, que una persona nacida hace 60 años.

“No habrá vacuna para prevenir las siete millones de muertes prematuras causadas por la contaminación del aire cada año, un número que se espera aumente en más de 50% para 2050.” Inger Andersen, directora ejecutiva del PNUMA. 

La publicación, dividida en bloques, muestra el cambio climático como la principal amenaza para la salud mundial. Encontramos información sobre el seguimiento de las conexiones entre salud pública y cambio climático según los últimos informes de “The Lancet Countdown” con datos alarmantes como que de “2000 a 2018, la mortalidad relacionada con el calor en personas mayores de 65 años aumentó un 53,7” o “que de 1981 a 2019, los rendimientos de los cultivos han experimentado reducciones significativas: 5,6% para el maíz, 2,1% para el trigo de invierno, 4,8% para la soja y 1,8% para el arroz”.

Descarga el Observatorio aquí