Un poco de historia

En 1932 se fundaba en Zaragoza el Igualatorio Médico-Quirúrgico y de Especialidades, formado por un reducido grupo de doctores que limitaban su actividad a Zaragoza. En 1955 Publio Cordón adquiría la compañía , que pasaba a denominarse “Previsión Sanitaria S.A.”, y dos años más tarde abría la primera clínica Quirón.

Años 60

En los años sesenta, la compañía todavía era “familiar”. Las únicas delegaciones seguían siendo las de Zaragoza, Logroño y San Sebastián, aunque poco después se ponía en marcha el equipo de venta directa en Barcelona.

Años 70

La década de los setenta está marcada por dos hitos: el crecimiento sostenido y la nueva Clínica Quirón de Zaragoza, un nuevo avance clínico-asistencial, tanto por las nuevas tecnologías que incorporó (ecografías, escáner, modernos rayos x, unidad de vigilancia intensiva...), como por su atención personalizada.

El acuerdo firmado con MUFACE, en 1977, activó el desarrollo por el país para poder dar servicio al colectivo.

Años 80

En la década de los ochenta se daba un paso adelante al iniciar la actividad en Seguros Generales, lo que facilita la expansión por todo el territorio español.

La compañía consigue tener oficinas en todas las capitales de provincia. También adquiere la Agrupación Médica de Salamanca y la Alianza Médica Leridana.

En 1988 Previasa se convierte en la cuarta compañía de España en Asistencia Sanitaria, la segunda en Subsidio, y la número 59 en el ranking general. Siguiendo la política de contactos y vinculación a otras empresas del sector, en 1989 compra La Fuencisla y La Verdadera Previsora, de Barcelona. 

Años 90

Nace PREVIASA VIDA, con un 40% de su capital aportado por la compañía británica Scottish Widows.

En 1990 se produce la fusión de las tres compañías filiales aseguradoras de salud y enfermedad: La Fuencisla S.A. (Madrid), Unión Médica Previsora S.A. (León) y La Verdadera Previsora S.A. (Barcelona), dando lugar a Unión Médica La Fuencisla, que a día de hoy aún forma parte del grupo DKV. 

Como parte de los planes de expansión de la década se encuentra la venta del 15% del Grupo Quirón en 1994 para facilitar la salida a Bolsa de las acciones del grupo en 1997. El secuestro del director de la compañía, Publio Cordón, por parte del grupo terrorista GRAPO, en 1995, pone en peligro la estabilidad de la compañía.

La única alternativa es la venta. Tras varios intentos fallidos, la empresa alemana Deutsche Krankenversicherung AG (DKV), se hace con el cien por cien de las acciones el 11 de enero de 1998. Con su llegada, la RSC se erige como uno de los principales valores de la compañía. Por ello, se firma un acuerdo de colaboración con Intermón y comienza la colaboración con el fotoperiodista Gervasio Sánchez en el proyecto “Vidas Minadas”.

Pero la mayor apuesta de DKV en el ámbito de la RSC es la creación, en febrero de 2000, de la Fundación Integralia, con el fin de promover la integración socio laboral de personas con discapacidades. Integralia empezaría encargándose de atender el contact center de DKV, servicio que extendería a otras empresas.

Años 2000 

DKV pone en marcha la página web corporativa. Otra de las líneas de actuación que se inician en esta década era el patrocinio deportivo, con acuerdos como el alcanzado con el Club de Baloncesto Joventut de Badalona para patrocinar al primer equipo. 

En esta década, DKV compra Nórdica Seguros y vende su participación en el Grupo Hospitalario Quirón.

En el año 2002, la compañía se adhiere al Pacto Mundial de las Naciones Unidas, una red de empresa con voluntad de responsabilizarse frente a los problemas en materia de derechos humanos, trabajo, medio ambiente y lucha contra la corrupción.

Además, DKV inicia su programa “Lenguaje claro”, una iniciativa pionera en el sector asegurador para luchar contra el fenómeno de la llamada “letra pequeña” en colaboración con la Unión de Consumidores de España (UCE).

En febrero de 2004, DKV se adhiere al Programa Óptima, promovido por el Ministerio de Asuntos Sociales para fomentar la igualdad de oportunidades y favorecer la conciliación entre la vida privada y laboral.

2006 - 2010

En este periodo destaca la expansión de DKV Integralia, con la apertura de nuevos centros en Madrid y Jerez, consolidando la apuesta de la compañía por la Responsabilidad Empresarial. En esta línea, la compañía crea su red de embajadores medioambientales (los EKOamigos), y compensa y reduce las emisiones de CO2 generadas, lo que le hace valedora del Sello Cero CO2. Asimismo, arranca el programa Arteria DKV en el Hospital de Dénia, el gran proyecto del DKV en este periodo. Con él, la compañía asume la atención sociosanitaria de la comarca de la Marina Alta (Alicante).

2011 – 2015

En estos años destaca el fuerte impulso que se da a los temas de innovación en la compañía, la creación y expansión de un nuevo modelo de negocio -los Espacios de Salud y Dentales -y una mayor vinculación de la responsabilidad empresarial con los temas de negocio, a través de iniciativas como el ecofuneral.

El ciclo se cierra con la inauguración de la nueva sede corporativa en Zaragoza, la Torre DKV, un ejemplo en temas de sostenibilidad, eficiencia e integración del arte en un edificio.

2016 – 2022

Los últimos años de la compañía han estado marcados por los avances en la digitalización. En este periodo ven la luz iniciativas como Mi salud al día, Quiero cuidarme y Digital Doctor, y las apps de cliente y de reembolso.

También se ponen en marcha la contratación digital  e iniciativas que fomentan la innovación abierta entre nuestros públicos de interés, como DKV Emprende, destinada a los empleados, o Idealia DKV, para clientes, agentes y profesionales sanitarios.

Para mejorar la experiencia de cliente, se implanta un nuevo CRM y se desarrollan nuevos productos que mejoran las coberturas de nuestros asegurados, como DKV Mundicare, para enfermedades graves, o Sanify, para clientes digitales.