El cambio climático perjudica gravemente la economía

Los costes económicos del cambio climático serán unas seis veces superiores a los calculados hasta ahora

cambio climático economía
Índice
Leer más

Los diez mayores sucesos relacionados con el cambio climático afectaron gravemente  a la economía, provocando, solo en 2021, pérdidas de hasta 151.000 millones de euros (170.300 millones de dólares), según un informe de la organización Cristian Aid. Se trata de una cifra récord que supone un aumento del 13% respecto al dato registrado un año antes y que solamente tiene en cuenta las pérdidas aseguradas, por lo que los costes financieros reales son todavía más elevados. 

Este informe anual de la oenegé británica habla de destrucción de infraestructuras o de pérdida de cosechas, pero también de fallecimientos (1.075 muertes) y desplazamientos forzados, con más de 1,3 millones de personas desplazadas el año pasado. Es decir, el cambio climático perjudica gravemente la economía y supone graves consecuencias para la salud humana. Además, las primeras víctimas son los más vulnerables del planeta, a pesar de ser los que menos han contribuido al calentamiento global

El suceso más devastador entre los diez destacados por Cristian Aid fue el huracán Ida, con más de 95 fallecimientos y un costo de 57.700 millones de euros (65.000 millones de dólares) para la economía estadounidense. En segundo lugar, se encuentran las inundaciones sufridas en Europa, que costaron 38.000 millones de euros (43.000 millones de dólares) y acabaron con la vida de 240 personas. Finalmente, una tormenta de invierno sufrida por Texas tiene el triste privilegio de ocupar el tercer lugar, con un coste de 20.000 millones de euros (23.000 millones de dólares) y 210 muertes. 

La lista de desastres climáticos la completan inundaciones sufridas en Canadá, Australia y China; ciclones y tifones devastadores en India y China; así como la ola de frío primaveral de Francia. Que algunas de las catástrofes hayan tenido lugar en países más empobrecidos es especialmente significativo, puesto que el estudio de Christian Aid pone el foco en el coste económico, que suele ser mayor en los desastres ocurridos en países más ricos, con propiedades más valiosas y aseguradas. 

economía y cambio climatico infografía
infografía: economía y cambio climatico

Costes mayores de lo esperado en la economía

Los costes económicos del cambio climático serán unas seis veces superiores a los calculados hasta ahora, según un estudio publicado en la revista Environmental Research Letters por investigadores de universidades europeas y estadounidenses. El motivo: la mayoría de las estimaciones anteriores partían de la base de que los efectos del cambio climático, como los incendios, las inundaciones y las sequías, no afectan al crecimiento económico. Ahora, en cambio, muchos economistas sostienen que es poco probable que las economías se recuperen inmediatamente de fenómenos meteorológicos extremos.

Según estos nuevos cálculos, el producto interior bruto (PIB) mundial podría reducirse en torno al 37% este siglo, lo que equivale a más del doble de la caída sufrida por el PIB mundial durante la Gran Depresión de 1929. Como conclusión, la investigación sugiere que la protección del clima es vital para proteger la economía, y que las actividades contaminantes podrían perjudicar el crecimiento económico más de lo que pensábamos.

economia y cambio climatico
Imagen destacada: economia y cambio climatico

Medio planeta vive en zonas vulnerables

Aproximadamente entre 3.300 y 3.600 millones de personas viven en zonas del planeta vulnerables al cambio climático, advierte el último informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU. Los fenómenos climáticos extremos exponen a estos millones de personas a una inseguridad alimentaria y de agua aguda, especialmente en África, Asia, América Central y del Sur, en las islas más pequeñas (por la subida del nivel del mar) y en el Ártico (por el deshielo). Como consecuencia, buena parte de la población afectada se ve obligada a abandonar su tierra para emigrar a otras zonas del mundo

Llueve sobre mojado: un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) defiende que el calentamiento global ha precipitado el empobrecimiento de los países que ya partían de una situación más vulnerable por otros motivos, como conflictos armados o su colonización. La investigación señala que “hay muchas posibilidades de que el calentamiento global haya exacerbado las desigualdades económicas a nivel mundial en el último siglo”. 

Los más pobres, los más vulnerables

Según datos del artículo de PNAS, entre 1961 y 2010, el calentamiento global redujo la riqueza per cápita en los países más pobres del mundo, pasando de un 17% a un 30%. Esta cifra es producto del impacto de las subidas de temperaturas en el crecimiento bruto anual que, con el transcurso de los años, ha acumulado deterioros importantes en los países más cálidos y empobrecidos -al menos, si lo comparamos con cómo habría sido su devenir si el ser humano no hubiese modificado el clima del planeta-. Por su parte, el PIB de los países enriquecidos ha sufrido un ligero incremento al ver sus temperaturas templadas, lo que, en la mayoría de los casos, favorece el turismo. 

Los autores concluyen que si no fuese por el calentamiento global, la brecha entre los que tienen rentas per cápita más altas y más bajas sería un 25% menor de lo que es ahora.

España, amenazada por el calor extremo

España es uno de los países europeos más amenazados por el calor extremo, alerta el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) en su último informe. Olas de calor más largas y frecuentes o sequías más acusadas tienen como consecuencia una menor disponibilidad de agua y una pérdida de productividad agrícola, entre otros efectos perjudiciales para la economía. 

Las sequías ya cuestan unos 1.500 millones de euros al año a las arcas del Estado. Por otro lado, las temperaturas más elevadas van acompañadas de mayores necesidades energéticas para la refrigeración de edificios, que podrían duplicarse para el año 2035.

Reducir los costes económicos derivados del cambio climático implica sí o sí reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Unas emisiones que son consecuencia de la propia actividad económica: transporte, industria, construcción… Como consumidores jugamos un importante papel en la reducción de estas emisiones. En nuestras manos está el consumir menos y optar por servicios o productos más respetuosos con el medio ambiente.

Prioriza los desplazamientos bajos en malos humos; compra productos de proximidad y elaborados con criterios de sostenibilidad; apuesta por la eficiencia energética; disminuye tu consumo de carne, que está asociado a la desforestación de tierras; y evita la generación de residuos innecesarios. Hazlo por el bien de la economía –y la salud– mundial.

 

Lorena Farràs

Ocultar