Camas en hospitales, movilidad y vivienda son las categorías con mayor margen de mejora según el Índice de Salud de las Ciudades

Las ciudades con mejor rendimiento en actividades preventivas, promoción de la salud y atención sanitaria son Pamplona/Iruña, Pontevedra, Madrid, Barcelona y A Coruña.  

El Índice de Salud de las Ciudades analiza el estado de la salud y sus determinantes en las 50 capitales de provincia y las 2 ciudades autónomas.  

El Índice analiza cinco dimensiones: salud de la población, entorno, condiciones socioeconómicas y laborales, comunidad, y servicios de salud. 

Las cuatro ciudades principales estudiadas son Madrid, Barcelona, Zaragoza y Valencia. 

Hoy se ha presentado el Índice de Salud de las Ciudades, fruto de la colaboración entre IdenCity, consultora especializada en índices, y DKV, compañía activista de la salud.

El acto, que se ha celebrado en Madrid, ha contado con la participación de Josep Santacreu, consejero delegado de DKV; Jordi Hereu, socio de IdenCity y exalcalde de Barcelona; Gonzalo Fanjul, director de análisis de ISGlobal; Odile Rodríguez de la Fuente, divulgadora científica y conferenciante de sostenibilidad y medio ambiente; y Clara Sánchez, responsable de índices de IdenCity.

El informe, que analiza en detalle Madrid, Barcelona, Valencia y Zaragoza, presenta 78 indicadores que reflejan el estado de la salud y sus determinantes en las 50 capitales de provincia y 2 ciudades autónomas españolas. Estos indicadores permiten una aproximación a la salud que, de acuerdo con la definición de la ONU, va más allá de la ausencia de enfermedades o dolencias y supone una situación de bienestar físico, mental y social.

Este Índice nace de la observación de 78 indicadores que, agrupados en cinco dimensiones y en doce categorías temáticas, permiten una aproximación al concepto de salud.

Las cinco dimensiones analizadas son la salud de la población, el entorno, las condiciones socioeconómicas y laborales, la comunidad y, por último, los servicios de salud. Cada una de ellas tiene categorías temáticas y varios indicadores:

  • Salud de la población: se analizan las categorías de esperanza de vida, morbilidad y conductas saludables con 22 indicadores. Algunos de estos son: Años de vida saludable al nacer, tasa mortalidad por enfermedades del sistema respiratorio, trastornos mentales y del comportamiento o consumo diario de fruta y verdura.

  • Entorno: se analizan las categorías de medio ambiente, movilidad, y vivienda y equipamientos con 15 indicadores entre los que cabe destacar: gasto municipal per cápita en medio ambiente, personas vulnerables que sufren olas de calor, medidas permanentes para la movilidad sostenible o zonas verdes urbanas.

  • Condiciones socioeconómicas y laborales: cuenta con las categorías de seguridad socioeconómica y la calidad del empleo. Para analizarlas, se tienen en cuenta 12 indicadores como la tasa de riesgo de pobreza, enfermedades profesionales o segregación residencial por renta en la ciudad, entre otros.

  • Comunidad: en esta dimensión se encuentran las categorías de seguridad y de redes familiares y comunitarias. Dentro de ellas, se estudian 10 indicadores, entre los cuales la tasa de homicidios intencionales, las denuncias por violencia de género, la tasa de mortalidad por suicidios o las personas mayores que viven solas.

  • Servicios de salud: se analizan las categorías de actividades preventivas y promoción de la salud, además de la atención sanitaria. Para ello, se usan 17 indicadores, entre los que se encuentran la cobertura de vacunación por COVID-19, el gasto municipal per cápita en sanidad o el personal sanitario de atención primaria.

El Índice de Salud de las Ciudades permite observar el rendimiento de estos territorios frente a estándares de salud de carácter nacional e internacional; además de identificar las fortalezas y oportunidades de mejora de cada ciudad, sin olvidar hacer hincapié en el análisis territorial de la pandemia por COVID-19.

En palabras de Josep Santacreu, consejero delegado de DKV, “el objetivo de este índice es contribuir a que las ciudades españolas sean lugares más saludables y poner a disposición de la sociedad esta herramienta de análisis de desempeño para la toma de decisiones”.

El Índice de Salud de las ciudades

Antes de profundizar en los resultados de las dimensiones, cabe destacar que todas las ciudades estudiadas presentan rendimientos medio-altos, es decir, cumplen entre el 50% y el 75% de los objetivos marcados, en el estado de la salud y aspectos socioeconómicos.

De hecho, las cuatro principales ciudades estudiadas: Madrid, Barcelona, Zaragoza y Valencia, presentan una puntuación general superior a la media, que se sitúa en un 70%1. Concretamente, Madrid cuenta con un 73,9%, Barcelona con un 71,6%, Zaragoza un 72,3% y Valencia un 72,7%.

Sin embargo, en el alcance de los servicios de salud y en ámbitos de entorno físico como la contaminación, la movilidad y el urbanismo, sí existe un margen de mejora para las 52 ciudades analizadas.

Salud de la población

La salud de la población es la primera dimensión que se analiza en el estudio. En ella, se observan datos importantes como el obtenido por la ciudad de Zaragoza. La ciudad ha conseguido el máximo valor en el indicador de años de vida saludable de su población. Concretamente, un resultado de 81,57 años. Con esta cifra se sitúa por delante de Valencia, Madrid y Barcelona.

Además, esta dimensión señala a Badajoz, Girona, Guadalajara, Albacete y Palma como las ciudades con mejor rendimiento en la esperanza de vida.

Sin embargo, también es importante destacar el impacto negativo de la esperanza de vida en el resto de los indicadores, es decir, a medida que aumenta la esperanza de vida y, por ende, el número de personas mayores, aumentan los problemas de salud.

En cuanto a la adopción de conductas saludables como el consumo diario de fruta y verdura o el no consumo de tabaco, destacan ciudades como Sevilla, Valencia, Cádiz, Barcelona y Madrid.

Entorno

Esta segunda dimensión, que se centra en las categorías de medio ambiente, movilidad y vivienda, nos proporciona resultados susceptibles de mejorar. De hecho, es en esta dimensión en la que existen mayores retos, especialmente en el acceso a zonas verdes, la movilidad sostenible o la vivienda asequible. Además, estos factores están estrechamente ligados con la salud de la población.

Aun así, existen algunos casos de éxito como ocurre en Barcelona y Valencia, que presentan resultados muy destacables por su infraestructura ciclista y/o peatonal. Por ejemplo, Barcelona cuenta con 2,51 km ciclables por km² de suelo urbano, en comparación con los 0,04 km de Madrid2.

Otras ciudades involucradas en la movilidad activa y sostenible son Vitoria-Gasteiz, Cádiz, Salamanca y Huesca.

Por su parte, Madrid, se sitúa como una de las ciudades con mejor rendimiento en vivienda y equipamientos, que tiene en cuenta factores relacionados con los hogares y sus alrededores, como, por ejemplo, los hogares con temperatura inadecuada o la oferta de vivienda protegida.

Condiciones socioeconómicas y laborales

Es importante mencionar que la segregación espacial es uno de los grandes retos de las ciudades españolas en el momento de abordar la relación entre la salud y las condiciones socioeconómicas de sus ciudadanos.

Este factor sucede principalmente en las grandes ciudades, donde hay una mayor concentración de rentas elevadas y bajas en distintos barrios. Sin embargo, los resultados del estudio destacan algunos positivos y esperanzadores resultados, como es el caso de Zaragoza. La ciudad es una de las que mejor rendimiento presenta en el ámbito socioeconómico, especialmente en seguridad socioeconómica, cumpliendo casi en su totalidad sus objetivos de tasa de pobreza y acceso a la salud dental.

La acompañan otras ciudades como León, Palencia, Lleida y Melilla. Todas ellas con un buen rendimiento en las condiciones socioeconómicas y laborales de sus habitantes.

Comunidad

Los resultados de esta dimensión son positivos gracias al cumplimiento de los umbrales en la categoría de seguridad y a las redes familiares y comunitarias que se crean entre la población.

La afectación del COVID-19 en los territorios también es una parte importante del Índice de Salud de las Ciudades. Su influencia se encuentra en diferentes ámbitos. Uno de ellos, es la creación de iniciativas solidarias surgidas a partir de la pandemia de la COVID-19.

En este ámbito, Zaragoza y Madrid presentan un valor especialmente elevado en sus redes familiares y comunitarias. De hecho, cuentan respectivamente con una puntuación del 93,2% (Zaragoza) y del 92,9% (Madrid) en la categoría de comunidad respecto al 87,3% de Valencia o el 78,3% de Barcelona3.

Mientras que Zamora, Cáceres, Huesca, Cuenca y Valladolid destacan por sus elevados valores de seguridad en sus calles.

Servicios de salud

Esta dimensión muestra una excelente cobertura geográfica de atención primaria y urgencias, pero un margen de mejora en otros aspectos como ambulancias y camas en hospitales públicos y privados.

Aun así, Barcelona destaca por una buena dotación en funcionamiento (quirófanos y plazas en hospital de día) y personal médico de atención primaria.

Además, la vacunación por COVID-19 avanza a muy buen ritmo en todas las ciudades estudiadas.

En general, las ciudades con mejor rendimiento en actividades preventivas, promoción de la salud y atención sanitaria son Pamplona/Iruña, Pontevedra, Madrid, Barcelona y A Coruña.

Activistas de la salud

En marzo del 2020, DKV presentó su nuevo posicionamiento de marca “Activistas de la salud” en la que apela directamente a la sociedad a involucrarse de manera directa en causas como el cuidado del medio ambiente, la inclusión de las personas con discapacidad, la alimentación saludable, la lucha contra la obesidad infantil y el bienestar de la mujer.

DKV impulsa desde hace tiempo iniciativas relacionadas con estas causas para divulgar y promover acciones que mejoren la salud y el bienestar de las personas y del planeta. Proyectos como #LaHoraDeCuidarse con el Club de las Malasmadres, que promueve que las mujeres dediquen tiempo a su cuidado personal; #DKVapptívate de prevención de la obesidad infantil; el Observatorio DKV de Salud y Medioambiente y la Fundación Integralia DKV son buenos ejemplos de ello.

Sin embargo, la compañía aseguradora da un paso más y se convierte en activista con este nuevo posicionamiento atrevido, directo y con un tono más reivindicativo que recuerda que “el momento de actuar es ahora”.

Sobre IDENCITY

IdenCity es una empresa de consultoría estratégica especializada en el desarrollo e implantación de planes estratégicos de desarrollo económico sostenible en entornos urbanos a través de una metodología propia que incorpora procesos innovadores, creativos y participativos. Nuestro objetivo: ir mucho más allá de la consultoría sectorializada para ser una consultora de ciudades con visión 360 grados.

En IdenCity queremos ayudar a nuestros clientes – líderes, gobiernos y administraciones locales, territoriales, regionales – a construir el relato de su ciudad y alcanzar una posición estratégica y una identidad privilegiada en el complejo entorno competitivo actual.

Sobre DKV Seguros

En España, DKV está implantada en todo el territorio nacional con una amplia red de oficinas de seguros de salud (https://dkv.es/particulares) y consultorios, que dan servicio a cerca de 2 millones de clientes.

Para más información: https://dkv.es/corporativo