Casas eficientes: vivir cuidando el medio ambiente

Las casas eficientes cumplen varios puntos importantes: materiales sostenibles, diseño, eficiencia energética, energías verdes y renovables, y ahorro de agua

casas eficientes
Índice
Leer más

El ecologismo debe empezar por uno mismo. Y si hay un lugar donde pasamos buena parte de nuestro tiempo es en nuestra casa. Además, en los hogares se encuentran aparatos que requieren de energía, ya sea constantemente (neveras, routers) o en el momento del uso (lavadoras, secadoras, vitrocerámicas e inducción, etc.). 

Por otra parte, en invierno la calefacción y en verano el aire acondicionado, también son grandes demandantes de recursos energéticos. En definitiva, una casa eficiente no solo contribuye a la conservación del planeta, sino que, además, puede ahorrar mucho dinero. Y, con la escalada de precios de la energía y la falta de materias primas que se prevé en un futuro próximo, va a ser cada vez más necesario la eficiencia en los hogares.

La eficiencia en el hogar

Una casa eficiente se configura a través de varios puntos a tener en cuenta:

  • Materiales sostenibles. La construcción ecológica comienza ya en la elección de los materiales, que deben ser no contaminantes, reutilizados y biodegradables. 

  • Diseño. Debe seguir las directrices de la construcción bioclimática, adaptando el edificio al entorno. Esto significa que debe tener en cuenta el clima de la región, el suelo donde se levanta y todas las características físicas del entorno. 

  • Eficiencia energética. Tanto en los electrodomésticos y aparatos electrónicos como en la elección de materiales que contribuyan a reducir la energía conservando el calor en invierno y el frío en verano.

  • Energías ecológicas y renovables. En la medida de lo posible, se deben elegir fuentes de energía que no contaminen el medio ambiente e intentar conseguir el mayor porcentaje de autoconsumo energético que sea posible.

  • Ahorro de agua. Junto al ahorro energético, el ahorro en el agua es un elemento esencial para considerar una construcción ecológica. Se puede utilizar agua reciclada en varios puntos de la casa, como en las cisternas o las mangueras para el riego.

casas eficientes
Infografía: casas eficientes

Casas pasivas

Hay varios estándares que certifican la eficiencia ecológica de una casa. Entre las pioneras y más conocidas se encuentra la Passivhaus o, en español, casas pasivas, un concepto surgido en Alemania en los años 80 del siglo pasado.

Para certificar una construcción como Passivhaus debe cumplir una serie de requisitos, entre los que se encuentran los siguientes:

  • Orientación adecuada al entorno y al clima

  • Aislamiento energético que evite las fugas de calor o frío y sea eficaz

  • Que no existan puentes térmicos

  • Que cuente con un Sistema de Ventilación Controlada o SVC

Cuando apareció el concepto de «casa pasiva» parecía destinado a arquitectos y diseñadores con una gran conciencia ecológica y dinero suficiente para poder construir ese tipo de casa. Sin embargo, el abaratamiento de materiales ecológicos y la mayor eficiencia y bajo coste de las energías renovables hace posible que, en la actualidad, una casa eficiente esté al alcance de muchas personas. Sobre todo, teniendo en cuenta que, con el ahorro energético que conlleva, el sobrecoste en la construcción se amortiza en pocos años

En este sentido, se desarrollan y mejoran los conceptos primigenios de la casa pasiva con materiales tradicionales, estructuras modulares y rápida construcción.

Además de las ventajas procedentes de la eficiencia energética, las casas pasivas cuentan con otras ventajas:

  • La vida útil del edificio y de los materiales es mayor.

  • El mantenimiento es menor: por tanto, los costes de rehabilitación y mantenimiento a largo plazo disminuyen.

  • El coste energético es menor. Y, a medida que pase el tiempo, será aún más barato comparado con una construcción normal (el ahorro puede llegar a ser un 90% inferior).

casas eficientes
Paneles solares

Casas eficientes prefabricadas

Habitar una casa eficiente no es imposible. Más aún si tenemos en cuenta que existen empresas que se dedican a este tipo de casas ecológicas con el añadido de que, además, son prefabricadas, lo que supone facilidad y rapidez en su construcción y abaratamiento de los costes.

Existen casas eficientes prefabricadas de todo tipo de tamaños y precios y, algunas de ellas, aunque no sea su objetivo principal, ofrecen un atractivo diseño. Lo importante son los elementos sostenibles con los que cuentan:

  • Madera con certificación sostenible procedente de bosques controlados

  • Triple aislamiento de cristal

  • Calefacción geotérmica

  • Paneles solares

  • En algunos casos, es una casa totalmente autosuficiente desde el punto de vista energético

La tecnología al servicio del planeta

La tecnología también ha hecho posible que este tipo de construcción ecológica sea más eficiente:

  • Iluminación inteligente que se autorregula para consumir menos energía.

  • Gestión eficiente tanto de la calefacción como del aire acondicionado.

  • Uso de teléfonos móviles y aplicaciones informáticas para aumentar la eficiencia en el hogar.

Ventajas adicionales de las casa ecológicas

Además del beneficio que suponen para el medio ambiente y el ahorro en gasto proveniente de la eficiencia energética, las casas ecológicas tienen más ventajas:

  • Resistentes. Los materiales con las que están construidas, no solo son sostenibles, sino que también son duraderos y resistentes. Por tanto, la vida útil de una construcción ecológica es mayor que la de una casa convencional.

  • Saludables. Efectivamente, las casas eficientes, al estar hechas con materiales naturales, no dañan la salud de quienes las habitan ni del medio ambiente. La madera está libre de agentes tóxicos, es reciclable y reutilizable. Cumple, por tanto, el concepto ecológico “de la cuna a la cuna”.

Cuánto cuesta una casa pasiva prefabricada

Aunque depende del lugar donde se construya la casa, la empresa que se encargue del proyecto, la legislación local y otros factores, en España el coste de este tipo de casas oscila entre los 1.000 €/m2 y los 1.500 €/m2.

Como hemos visto, construir una casa eficiente está al alcance de cualquier persona con visión de futuro y conciencia ambiental. Los mayores costes en la construcción se amortizan rápidamente, en pocos años. Pero hay que tener en cuenta otro coste que no se puede calcular en dinero: el coste al medio ambiente. En este sentido, las construcciones ecológicas son las únicas casas que respetan el planeta y eso no tiene precio.

 

David Sanz


Fuentes
Ocultar