Metaverso virtual: para qué sirve

DKV presenta su nuevo espacio virtual

 

metaverso dkv
Índice
Leer más

Seguro que últimamente has oído hablar del metaverso. Los medios de comunicación hablan de esta nueva tecnología y las empresas que lo desarrollan auguran una revolución tecnológica que cambiará por completo la manera de relacionarnos. Algunos, incluso, aseguran que será comparable a la llegada de la máquina de vapor en los inicios de la Revolución Industrial o al cambio que supuso internet.

Pero, ¿qué es exactamente? ¿Quién está detrás del metaverso virtual? Y, quizá lo más importante: ¿se trata de una tecnología con aplicaciones prácticas para el día a día?

Qué es el metaverso virtual

Desde que Mark Zuckerberg cambió el nombre de su empresa y Facebook pasó a llamarse Meta (lo que demuestra, sin duda, que se ha convertido en su apuesta personal), el empresario norteamericano acapara el foco del desarrollo de esta nueva tecnología. Sin embargo, prácticamente todas las grandes empresas tecnológicas, como Google, Nvidia o Microsoft, están invirtiendo mucho dinero en el desarrollo de esta nueva realidad virtual.

En palabras del propio Mark Zuckerberg, el metaverso será «un internet donde estarás presente y no te limitarás a mirar». Con la ayuda de tecnología especial, como unas gafas de realidad virtual, el usuario podrá entrar en estas realidades virtuales e interactuar con otras personas y con el espacio creado en ese metaverso virtual. En definitiva, «el internet donde interactuar», según Irene Cano, directora general de Meta para España y Portugal.

metaverso virtual
En palabras del propio Mark Zuckerberg, el metaverso será «un internet donde estarás presente y no te limitarás a mirar».

Aplicaciones prácticas del metaverso

Como ocurre cada vez que aparece una nueva tecnología disruptiva, la pregunta que se hacen las personas comunes y corrientes es: muy bonito todo esto, pero ¿para qué sirve?

El metaverso puede tener muchas aplicaciones. Estas son algunas de ellas:

  • Juegos: en los que el usuario vivirá de primera mano las aventuras que proponga el juego.

  • Redes sociales: la interacción será similar a un encuentro cara a cara, tanto con otros usuarios como con empresas e instituciones.

  • Mundo empresarial:

    • Fábricas: se pueden probar nuevos prototipos o formas novedosas de producción para conocer de antemano su viabilidad técnica o económica; también permite la colaboración entre los profesionales de distintas sedes que no tendrán que desplazarse para trabajar en un proyecto común.

    • Inmobiliarias: las visitas virtuales a edificios de nueva construcción permitirá experimentar una visita a la casa casi real; también será posible comprobar cómo quedan diferentes decoraciones antes de elegir la definitiva.

    • Moda: permitirá probarse nuevas colecciones desde la comodidad de seguir en casa, en tu propia habitación.

  • Entretenimiento: conciertos, teatro u otro tipo de espectáculos sin tener que desplazarse.

  • Estudios científicos: ya existe, por ejemplo, un proyecto de metaverso del planeta que, con la ayuda de una inteligencia artificial (IA), podrá predecir las consecuencias del calentamiento global en la Tierra.

  • Educación: imagina que cualquier persona del mundo puede acceder a los mejores centros educativos sin importar en qué país vive y sin tener que gastar dinero en el viaje y la estancia.

El futuro del metaverso

Para lograr que en estos mundos virtuales (sí, en plural, porque serán distintos mundos creados por empresas, instituciones o los propios usuarios) ofrezcan una realidad totalmente inmersiva es necesaria la asistencia de tecnologías que han de desarrollarse o mejorarse en los próximos años.

En especial, será el desarrollo del hardware lo que conseguirá que la diferencia entre el mundo real y el metaverso (o los metaversos) sea cada vez menor. Para ello, se usarán, no solo las gafas de realidad virtual que ya se encuentran en el mercado, sino que se ofrecerán otros dispositivos que permitirán sentir los objetos virtuales como si fueran reales: sentiremos la textura de la hierba o de la piel de otra persona.

También será posible, en un futuro, reconocer el lenguaje no verbal de los otros usuarios: los gestos de la cara y el lenguaje corporal serán parte de la interacción entre los usuarios.

metaverso virtual
El límite lo pondrá la imaginación de los desarrolladores (y de los usuarios) y el avance en nuevos dispositivos periféricos.

Metaversos en los que ya puedes entrar

Sandbox

Se trata de una plataforma de juegos NTF (token no fungible, por sus siglas en inglés) en la que son los propios usuarios los que crean un espacio para ofrecer juegos o experiencias y con los que pueden ganar dinero gracias a la tecnología Ethereum. Famosos como Snoop Dogg o Paris Hilton o marcas como Adidas o Gucci, ya tienen su terreno en Sandbox.

Sorare

Es una plataforma para aficionados al fútbol donde se pueden comprar o intercambiar cromos de futbolistas oficiales para conformar equipos virtuales. Lo llaman el Fantasy de fútbol.

Nuevo Espacio virtual de DKV

También DKV está trabajando en un entorno virtual por el que el usuario podrá pasear y conocer de primera mano la empresa y sus servicios. En las diferentes estancias, se ofrecerá todo tipo de información al visitante virtual:

  • Hola, somos DKV: espacio de bienvenida

  • Usar tu seguro, paso a paso: información sobre la contratación de todos los seguros de DKV

  • Tu salud a un solo clic: el usuario podrá encontrar vídeos sobre la app Quiero Cuidarme, contenidos sobre «Embarazo y parto saludable» y otra información práctica, además, con la posibilidad de descarga. 

  • Para ti, siempre estamos: se ofrece información sobre sucursales y oficinas comerciales de DK, así como direcciones y contacto.

  • DKV Club de Salud y Bienestar: se informa sobre las ventajas de esta plataforma para clientes, sobre cómo utilizarla y se facilita un enlace hacia la misma.  

  • El activismo, nuestra forma de ser: sala para ver en streaming los eventos que promueve DKV y que están ligados, como su nombre indica, al activismo.

  • DKV es más: información sobre el desarrollo de la responsabilidad social corporativa (RSC) de la empresa.

Como vemos, el metaverso virtual es una tecnología que aún está en ciernes, pero que presenta muchas posibilidades. Tantas que, seguramente, no sabemos aún lo que puede llegar a ofrecer. El límite lo pondrá la imaginación de los desarrolladores (y de los usuarios) y el avance en nuevos dispositivos periféricos. Un nuevo universo tecnológico está por llegar. ¿Quieres entrar o te quedarás fuera?

 

Por  David Sanz

Ocultar