Incendios forestales: cómo actuar en caso de evacuación

Os explicamos cómo actuar en caso de evacuación: qué coger antes de salir de casa, cómo llegar a las zonas habilitadas y qué hacer con las mascotas

Índice
Leer más

Los incendios forestales provocan tos, dificultad para respirar, ardor en los ojos y otros efectos nocivos en nuestra salud. En ocasiones, el humo y las llamas de estos fuegos obligan a centenares de personas a abandonar sus casas, pero, ¿cómo se debe realizar una evacuación ante un incendio?

Mantener la calma y seguir las instrucciones en caso de evacuación

Si hay un incendio forestal en tu zona, es importante que permanezcas pendiente de las noticias y de la información oficial en redes sociales sobre la evolución del fuego por si fuera necesario abandonar la zona.

Desde la Asociación Española de Veteranos y Amigos de la Unidad Militar de Emergencias (ASEVAUME) explican que si las autoridades deciden evacuar una zona, “es fundamental mantener la calma y seguir sus instrucciones”.

Si te encuentras en una vivienda aislada en el monte y decides realizar la evacuación por propia iniciativa, la asociación aconseja llamar al 112 para avisar, dar tus datos (dónde te encuentras, cuántas personas sois y qué medios tenéis para realizar la evacuación) y seguir sus instrucciones.

“Esto es muy importante porque puede que la vía que pensábamos usar para salir del incendio nos conduzca a algo mucho más peligroso que quedarnos en nuestra casa, ya que desde ahí no tenemos una visión de conjunto de cómo avanza el fuego”, afirman.

De la medicación a la documentación: qué coger antes de salir de casa

Si tienes que evacuar tu casa, probablemente te preguntes qué debes llevar contigo. Además de vestimenta y calzado cómodo, desde ASEVAUME recomiendan coger la medicación habitual necesaria para al menos tres días.

También es importante no olvidarse del dinero en efectivo, las joyas y la documentación (por ejemplo, escrituras, contratos y pasaportes). Los expertos aconsejan llevarse, además, ropa interior de repuesto y, si se tiene algún bebé en la familia, pañales, ropa y comida para él.

Usar un coche para toda la familia, evitar atajos y otros consejos en caso de evacuación

Si hay que desalojar, desde el portal de emergencias del Gobierno de Canarias aconsejan  bajar los interruptores de la luz y del gas. Después, para dirigirse al punto de reunión establecido por las autoridades, recomiendan usar un único vehículo para toda la familia (incluyendo a las mascotas), seguir las rutas de evacuación establecidas y evitar los atajos.

Si tienes que esperar a que llegue la ayuda en campo abierto, lo mejor es que lo hagas en zonas que ya estén quemadas y que te alejes del fuego en la dirección opuesta al viento. Para evitar el humo, puedes taparte la boca y la nariz con un trapo húmedo.

Desde el Gobierno de Canarias aconsejan, además, evitar refugiarse en pozos y cuevas. En cambio, sí es recomendable acercarse al agua si se está cerca del mar e incluso entrar en ella si es necesario.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias recomienda huir siempre cuesta abajo y no intentar cruzar las llamas. “Si no hay más salida, cruza donde el frente sea más débil”, añade. En el caso de que se prenda la ropa, habría que evitar correr: “Échate a rodar sobre el suelo y, si tienes una manta, cúbrete con ella”.

Si se está en el coche, el Gobierno de Canarias recomienda hacer una pausa en un lugar protegido, cerrar las puertas y las ventanas y detener la ventilación. “Enciende los faros para que te puedan encontrar en medio del humo”, sugiere.

Preparar una mochila de emergencia y otros consejos para los dueños de mascotas

Si tienes mascotas en casa y hay un incendio en tu zona, desde el Gobierno de Canarias aconsejan valorar si hay algún familiar o amigo en otras áreas que pudiera hacerse cargo del animal si fuera necesario y preparar una mochila de emergencia.

En ella, recomienda llevar un transportín plegable, la documentación del animal (cartilla o pasaporte, licencia de animales potencialmente peligrosos e historial de tratamientos), recipientes con agua y comida para dos o tres días, un collar (si es posible reflectante con una placa con su nombre, una persona de contacto y un teléfono), una correa, un bozal, bolsas para heces y un botiquín por si necesita tratamiento.

En caso de evacuación, tendrías que coger esta mochila y llevarte contigo a tu mascota. “Dirígete con los animales a los puntos de filiación en los albergues, refugios o zonas habilitadas, siguiendo las instrucciones de las autoridades”, afirman desde el Gobierno de Canarias. Al hacerlo, lo ideal es dejar constancia en la puerta de casa de que la mascota también ha sido evacuada.

“Si el número de animales que conviven con nosotros es muy elevado y no disponemos de espacio para llevarlos a todos, avisaremos a los servicios de emergencia para que los rescaten dentro de las posibilidades”, afirman desde ASEVAUME.

evacuación

Desde la asociación insisten en que no hay que retrasar nuestra evacuación para buscar un medio de transporte para todos los animales. Tampoco se debe volver y hacer varios viajes para rescatarlos a todos: “Esto puede ocasionar que obstruyamos las vías de salida de nuestro municipio y pongamos vidas en peligro”. Si se trata de caballos o ganado, “es necesario comunicarlo a la autoridad que ordena el desalojo y seguir las instrucciones”.

 

“Menos bulos, más rigor científico” es un proyecto de DKV Salud con contenido editorial de Maldita.es.

Ocultar